20 de febrero de 2011

Reseña Videojuego: Wii Party

DATOS:
Título: Wii Party
Compañía: Nintendo
Consola: Nintendo Wii
Género: Minijuegos
Año: 2010
Número de jugadores: 1-4

ARGUMENTO:
¡Un nuevo videojuego en el que los Mii son los protagonistas! Teniendo como principal modo el juego de tablero, deberás competir con el resto de jugadores para llegar primero, ¡y los minijuegos te ayudarán en tu camino!

OPINIÓN:
La decisión para conseguir este videojuego fue fácil: su gran importancia de jugar acompañado. Al ser normalmente 3 en casa los que utilizamos la Wii, juegos como este son los que suelen tener mayor prioridad ya que permiten que nadie se aburra.
Y la verdad es que Wii Party nos ha gustado bastante, quizás más de lo que esperábamos. Ya tenemos el Mario Party el cual creíamos que se le asemejaba bastante, pero por suerte Wii Party le supera. No es que el Mario Party sea mal juego, pero la verdad es que nos cansamos pronto de él al ser tan limitado. A pesar de que de puertas a fuera la imagen que se suele dar del Wii Party es el modo de tablero (Modo Aventura y la Gira Mundial), tiene bastantes más posibilidades de juego. Pero vamos a ir por partes, empezando por el principal. El Modo Aventura es el de toda la vida del Mario Party, pero ahora con los Mii. La Gira Mundial es similar, pero aquí tienes que ir viajando a países para hacerte fotos y gana el que más consiga. Son los de mayor duración del juego. A nosotros nos gusta bastante, sobre todo el Modo Aventura, y siempre lo ponemos cuando tenemos bastante tiempo.
De los modos que más jugamos es el Mii en Raya, que es precisamente eso, tienes que hacer dos filas de 3 Mii cada una en la que coincida el color. Eso se va intercalando con minijuegos y la aparición de Miis especiales como el de intercambio o el comodín. Como hemos dicho, es de los que más gastamos ya que tiene una buena duración y es muy divertido. Otro modo de juego interesante es el de La Ruleta de la Suerte en el que se juega con dinero. Se va acumulando un bote y se lo lleva quien gane el minijuego. A este no jugamos tanto, pero también está bien. Por último, en los modos principales, tenemos el Bingo. Está curioso y graciosete, pero como los minijuegos no son tan seguidos, no solemos jugar muy a menudo.
Después tiene otras formas de juego en pareja o de un sólo jugador, los cuales no hemos utilizado mucho. Finaliza el menú del juego con un apartado que se llama Fiesta en Casa y con el que se pretende conseguir juegos más dinámicos y graciosos. De aquí hay que destacar sobre todo el del Tramposo, con el que nos hemos reído mucho. Uno de los jugadores tiene una ayuda durante el minijuego y el resto debe adivinar quién es el tramposo. La verdad es que muchas risas han salido de aquí en nuestra casa, sobre todo en algunos en los que la "ayuda" se nota demasiado.
Además de por la variedad de modos que tiene el juego, otra de las cosas que más nos han gustado es precisamente el tema de los Mii. No hay nada como jugar con tu Mii, que se supone que es el que te representa. Además es graciosísimo verlos disfrazados de superhéroes, exploradores o en bañador, entre muchos otros trajes. Por no hablar de las expresiones, gestos o bailes que hacen en algunos momentos, cuando pierden o ganan. Y ya, que no sé si será cosa nuestra o generalizado, nos solemos reír bastante de los Mii de la consola que salen como extras o jugador comodín. Hay algunos que la verdad tienen caras muy cómicas con las que no podemos evitar bromear.
Respecto a lo más importante del videojuego, los minijuegos, no tenemos ninguna pega. Hay 80 en total, la mayoría centrados en 4 jugadores, muy variados y todos divertidos a su manera. Por supuesto siempre hay alguno al que le terminas cogiendo manía, pero la mayoría son geniales. Y lo mejor de todo es que en general todos tienen algún toque cómico.
Por último, el apartado de los gráficos no está nada mal. Así tal cual le queda muy bien al juego y, por suerte, es bastante mejor que el de Mario Party, el cual tiene unos gráficos de cuestionable calidad.
En definitiva, que estamos muy contentos de tener Wii Party. Es de esos juegos que, si tienes familia con la que jugar o amigos que te visiten a menudo, no debe faltar en tu casa. Son unas risas constantes (¿o quizás somos nosotros que tenemos la risa floja?) y unos ratos de diversión inagotable.

LO MEJOR:
- La variedad de modos para jugar.
- Que los Mii sean los protagonistas.
- Los divertidos minijuegos.

LO PEOR:
- Que tras varias partidas ya te has hecho con todos los minijuegos. Aunque eso no quita que te sigas divirtiendo.

RECOMENDACIÓN:
Como ya hemos dicho, muy recomendable si tenéis hermanos, padres jugones o amigos o primos cercanos con los que jugar. Wii Party se disfruta muchísimo más jugando en grupo.

NOTA:
8/10

7 comentarios :

Battosai dijo...

No lo he probado, pero la verdad es que parece bastante divertido ^^

binilla dijo...

Muy divertido y muy entretenido, aunque después de jugar muchas horas como bien decís ya lo has visto todo, pero si que sigue divirtiendo ^^! He tenido cada pike con mi amiga con este juego XDDD

Yer_Soul dijo...

Coincido en todo con vosotros, pareja. Es divertidísima jugar con gente, de lo mejorcito de juegos sociales en el mercado^^

Bambú dijo...

No es el estilo de juego que a mi me gusta para darle caña, aunque reconozco que en reuniones con amigos tiene pinta de ser muy divertido.

Nosotros normalmente jugamos los dos juntos y no precisamente a este tipo de juegos, pero cuando quedamos con amigos sí que son los más idóneos. No tenemos este título, pero no nos importaría probarlo, a ver si se lo pilla alguno de nuestros amigos XD

jota-chan dijo...

aun no lo he probado pero tiene muy buena pinta, como un mario party pero con miis.

yue_sayuri dijo...

Lo probamos con una amiga y la verdad es que está entretenido, es un juego para pasar un buen rato en compañía ^^

MaJo dijo...

No lo he jugado :(
Este tipo de juegos realmente son recomendables para jugar con varias personas, se pasa muy bien ^^
Pero las ganas no me faltan, espero que los recursos económicos se recuperen pronto para poder invertir en entretención.