24 de diciembre de 2011

100 razones para amar el manga

Así es, 100 razones (nuestras) por las que amar el manga. La entrada nace a partir de la creada en La Cárcel de Papel llamada "100 razones por las que amo los tebeos", así que tras haber pedido permiso al jefe de La Cárcel nos disponemos a poner nuestras 100 razones para amar, más concretamente, el manga. Ahí van:
  1. Por el disfrute de seguir un nuevo tomo de tu serie favorita.
  2. Por ir en busca de las 7 bolas de dragón.
  3. Por descubrir nuevos autores.
  4. Por leer Touch - Bateadores.
  5. En general, por conocer a Mitsuru Adachi.
  6. Por no dejar de reír con una niña muy peculiar de pelo verde.
  7. Por criticar las fumadas de CLAMP.
  8. Y seguir adorándolas.
  9. Por intentar resolver los asesinatos de Detective Conan (y no acertar nunca).
  10. Por adentrarse en el mundo de las criadas en la Inglaterra victoriana.
  11. O en la época de los samuráis.
  12. Por conocer la cultura e historia japonesas.
  13. Por la alegría de que licencien una serie que deseas.
  14. Por las ediciones de lujo.
  15. Por engancharte a las historias de amor japovenezolanas.
  16. Por esos oneshot (historias cortas) que pueden transmitir mucho más que un manga de muchos tomos.
  17. Por vivir el fin de mundo de miles de formas.
  18. Por FullMetal Alchemist.
  19. Para adorar a Oscar François de Jarjayes.
  20. Por pasar angustia con Hideshi Hino.
  21. Porque Venecia puede estar en Marte y estar llena de bellas Undine.
  22. Por Adolf.
  23. Porque no todos los piratas son malos.
  24. Y queremos ser parte de la tripulación de Luffy.
  25. Por aprender cómo es el mundo del manga con Bakuman.
  26. Porque los niños son capaces de sobrevivir en un mundo hostil como adultos en Aula a la Deriva.
  27. Por esa sensación de "Dios, qué bueno es este manga".
  28. Por X de CLAMP.
  29. Por reirse de los títulos de los shôjos de Ivrea.
  30. Por esos mangas que te hacen llorar.
  31. Por seguir los culebrones de los autores y editoriales japonesas.
  32. Por ver que han hecho anime de tu serie favorita.
  33. Por Peace Maker Kurogane.
  34. Para desconfiar de las adaptaciones a imagen real de los mangas.
  35. Y todavía más si lo adaptan los americanos.
  36. Por leer algo de Osamu "Dios del Manga" Tezuka.
  37. Por disfrutar de las exageraciones con flores y brillitos de algunos shôjos.
  38. Por descubrir nuevos mangas en el fantástico mundo de los scans.
  39. Porque no todas las historias de chicas son horteras y alegres.
  40. Porque no todas las historias de chicos son de hostias.
  41. Por alegrarte cuando el tomo que lees tiene algunas páginas a color (y no han subido el precio).
  42. Por los "regalitos inútiles" de Norma.
  43. Por querer irse a unos apartamentos como los de Maison Ikkoku.
  44. Por ver cómo evoluciona el dibujo de un autor.
  45. Por desear tener un Cuaderno de Muerte.
  46. Por pasar vergüenza pidiendo al de la tienda No me lo digas con flores.
  47. Para poder discutir sobre la injusticia de que una serie mala venda más que otra buena.
  48. Para soñar con mundos de fantasía de Lodoss.
  49. Porque quien tiene la espada más grande es el más fuerte.
  50. Por reirte y emocionarte con Tooru en Fruits Basket.
  51. Para odiar la delicada salud de Ai Yazawa.
  52. Para ir al Salón del Manga y reconocer todos los cosplay.
  53. Por arrepentirte de repudiar el estilo de dibujo de un autor y luego adorarlo.
  54. Por las redistribuciones a mitad de precio de Glénat.
  55. Porque normalmente la versión original manga es mucho mejor que su adaptación anime.
  56. Y encima sin el relleno.
  57. Por adorar a Planeta cuando licencia mangas.
  58. Y para odiarla a los meses por haberlos parado.
  59. Porque aprendes que los ninjas no tienen porqué ir de negro (el naranja butano es mucho mejor).
  60. Por sonreír cada vez que lees "en español en el original" (y te imaginas cómo lo leen los japos).
  61. Para que Paradise Kiss te enseñe que es posible hacer un final perfecto e inesperado.
  62. Por sentir la nostalgia que transmiten los mangas de Jiro Taniguchi.
  63. Para quedarte enganchado con las historias de Otsuichi.
  64. Porque Wataru Yoshizumi siempre será la reina de la Ribon (y no del josei).
  65. Porque se te ponen los pelos de punta al leer a Junji Ito.
  66. Porque Mohiro Kitoh te enseña que no todo es lo que parece.
  67. Por los shôjos atípicos de Yuu Watase.
  68. Por disfrutar de la simplicidad y tranquilidad de los mangas costumbristas.
  69. Por ver cómo se van llenando tus estanterías.
  70. Y sufrir cuando ves que te quedas sin espacio.
  71. Porque muchas buenas historias consiguen brillar por encima de un dibujo malo.
  72. Por alegrarte porque Daruma va a traducir un manga que te gusta.
  73. Por disfrutar de los primeros tomos de Naruto.
  74. Porque aunque Naruto se haya vuelto una mierda la gente lo sigue leyendo.
  75. Por haber sido uno de los 500 lectores de Aula a la Deriva.
  76. Por leer poesía hecha manga en Clover de CLAMP.
  77. Por poner a parir un pornoshôjo de Mayu Shinjo.
  78. Y aun así leerlo hasta el final.
  79. Por encandilarte con los juegos de viñetas de Osamu Tezuka y Shotaro Ishinomori.
  80. Por reirte cuando en las noticias de licencias la gente pide mangas ya licenciados.
  81. Porque las relaciones prohibidas no son para tanto en manga.
  82. Por las historias de amor de Chiho Saitô.
  83. Por descubrir nuevas aficiones gracias a la lectura de mangas.
  84. Porque sin ser fan del deporte disfrutas con mangas deportivos.
  85. Por quedarte con cara de tonto con las chorradas que ponen los autores en las columnas y solapas.
  86. Por esa sonrisa de felicidad cuando terminas un tomo.
  87. Por la satisfacción de que te cunde la lectura al comprar un tomo caro.
  88. Por descubrir las maravillosas obras de la extinta OtakuLand.
  89. Por sorprenderte con los mangas de Naoki Urasawa.
  90. Por la adicción que crea Monster.
  91. Por descubrir que el manga no es siempre "ojos grandes".
  92. Por NANA.
  93. Por Kaoru Mori.
  94. Por descubrir nuevos mangas con las reseñas de los blogs.
  95. Por pasarlo mal con Life.
  96. Por haber conocido a gente fantástica gracias a esta afición.
  97. Por haber vivido el culebrón MangaLine.
  98. Porque puedes conocer a los miembros del Shinsengumi en distintas versiones.
  99. Por disfrutar leyendo las críticas al sistema sanitario japonés desde distintos puntos de vista.
  100. Porque si existe algo, existe un manga sobre ello.
Y estas son todas, poquitas, ¿eh? La verdad es que nos costó un poco más de lo que creíamos (no estaríamos muy inspirados), pero seguro que podrían salir muchas más.
¿Qué os han parecido? ¿Coinciden algunas? ¿Tenéis otras?
P.D: Felices fiestas ^^

4 comentarios :

jota-chan dijo...

todas excelentes razones para amar el manga, sobre todo la de los nombres de los shojos de Ivrea XD
Felices Fiestas :D

LaWilliams dijo...

Jou, se lo habéis currado!! A mi no se me ocurrirían XDDD Pero todas son ciertas, y seguro que faltan más razones por las cuales amar el manga *o*
Feliz Navidad ^^

Bambú dijo...

Yo no tendría tanta imaginación como para redactar 100 razones!! si una vez intenté hacer una lista de 100 pelis que quiero ver y no llegué a 10 XDDD

En general, estoy de acuerdo con todas. Leer manga es genial, así que seguro que hay más de 100 razones para hacerlo.

Muy original la idea ^^

Yer_Soul dijo...

Muy currada la entrada, me reconozco en muchas de las cosas, Que genial^^!!